La soledad: la enfermedad del 2020, creando vínculos emocionales

por | Jun 1, 2021 | Cábala, Coaching, Empresa, Gestión del cambio, Kabbalah, Transformación emocional | 0 Comentarios

Tras el coronavirus la vida ha cambiado y ahora más que nunca, sentimos la necesidad de relacionarnos de otra forma y de crear nuevas realidades.

El mundo de las relaciones se ha transformado, el contacto físico, los abrazos, las caricias, han desaparecido en las calles, incluso cuesta oír una palabra como gracias al entrar en un ascensor, al coincidir con alguien en la calle, entrando en un portal o en algún lugar pequeño donde tengamos que coincidir con alguien.

Tenemos miedo a contagiarnos de COVID 19, pero poca gente habla de la enfermedad silenciosa que nos está matando, la soledad, el desapego y la falta de relaciones emocionales.

Esta nueva manera no deja espacio para emociones afectivas, para los sentimientos y nuevamente han aumentado el número de suicidios en España.

Japón es uno de los países que siempre nos habla de los números claramente de suicidios y según las estadísticas, en 2020 fallecieron 2153 personas víctimas de esta tragedia, en relación a las 2087 que lo hicieron por coronavirus.

Pero nuestro país y otros tantos, no habla de las víctimas de depresión, de enfermedades silenciosas mentales que han aumentado drásticamente.

Soy consciente de que hay que aprender a relacionarnos de otra manera, pero esto nos llevará años de aprendizaje y entretanto, muchas personas padecerán enfermedades mentales que no quedan bien para nuestros dirigentes y que nadie quiere hablar de ellas.

Los despachos de coaches y terapeutas se llenan de personas buscando como aprender a relacionarse de otra manera, pero muchos no pueden pagar sus servicios y tienen que recurrir a la búsqueda por internet de ayuda en grupos, eventos on line, para no sentirse solos.

 Tal vez nuestros gobiernos, tan preocupados por cambiar nuestra economía y nuestra forma de vivir, podría pensar en las repercusiones psicológicas que conllevará esta forma de vivir que nos han instaurado y que parece hemos aceptado llevados por el miedo de una posible muerte por COVID.

Pero pocos hablan de cómo superar la enfermedad de esta década, la soledad, la tristeza en el alma y la desesperación que sienten las personas que se encuentran solas, sin trabajo, sin salir apenas de casa.

Somos animales relacionales y nos han quitado esa capacidad de relacionarnos para cambiarlo por una cámara y unos auriculares tras una pantalla y quieren que pensemos que es la única manera posible de hacerlo a partir de ahora.

En mi caso llevo 15 años trabajando de forma on line, además de atender físicamente en mi despacho de Palma y siempre he creído las ventajas de poder trabajar de esta manera, pero sin olvidarnos del poder que tienen las relaciones humanas, el contacto, el agradecimiento, la caricia y el amor.

Nos toca aprender a relacionarnos desde la distancia y la apuesta de nuestros dirigentes debería de ser esa, enseñar a relacionarse de otra manera, eliminando el miedo como herramienta de intercambio entre seres humanos.

Podemos aprender a relacionarnos desde la distancia de otra forma, desde las caricias del alma, solo tenemos que poder aprender esta nueva manera de vivir en el mundo y de nosotros depende el hacerlo en positivo o desde el miedo.

Debemos usar con inteligencia las herramientas que tenemos para no morir de tristeza en esta nueva etapa que estamos confrontando.

Si quieres saber como hacerlo, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a aprender a socializar combinando la distancia con los pequeños entornos relacionales. ¡No permitamos que se diluya nuestra esencia más profunda, el vínculo emocional! 

Contacto

+34 609 464 459

Camí de la Vileta, 130B
Ponent, 07011 Sa Vileta-Son Rapinya, Illes Balears

× ¿Cómo puedo ayudarte?